lunes, 2 de diciembre de 2013

UN MONJE DEDICADO A LA ORACIÓN

HACE UNA SEMANA

Hace pocos días los Patriarcas y Arzobispos Mayores de las Iglesias Orientales Católicas visitaron a Benedicto XVI en el convento Mater Ecclesiae.

 El Patriarca Caldeo Louis Sako bromeó al saludarle: "Santidad, hemos venido desde nuestro hotel, a pesar de la lluvia, como peregrinos, por lo que merecemos una bendición especial y una oración especial por Irak".

 Como respuesta, el Papa emérito, dijo: "Rezo todos los días por Irak, por Siria y por el resto del Oriente Medio".
Foto: https://www.facebook.com/vignadelsignore
 Sako, entonces, insistió: «Usted ya se jubiló, así que ¿no hay ninguna posibilidad de que visite Irak?».

 Y Benedicto XVI respondió: "Soy solo un viejo, un monje que ha decidido pasar el resto de su tiempo dedicado a la oración y al reposo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario