lunes, 16 de diciembre de 2013

PRIMER DIA DEL NUEVO PAPA, JUAN PABLO II

PRIMER DÍA DE SU PONTIFICADO


A hpra  muy temprana se arrodilló en la gruta vaticana, junto al sepulcro del primer Papa. Allí, lejos del público y de fotografos, el sucesor de Pedro número 264 mantuvo una oración íntima.




Se escapa a visitar a su amigo enfermo, que el 13 de octubre, el día antes del cónclave, el obispo Deskur sufrió un derrame cerebral incapacitante, que lo dejó paralizado del lado izquierdo de su cuerpo desde entonces.

 El Papa Juan Pablo II visitó al obispo Deskur el día siguiente de su elección en el Policlínico Gemelli y, de acuerdo con Tad Szulc,1 dijo al personal del hospital


 "Él me enseñó a ser Papa".
 En un escrito a la madre de obispo Deskur sólo diez días después de su elección, Juan Pablo II dijo que su querido amigo "me había preparado para lo que iba a suceder el 16 de octubre, él me enseñó lo que la Santa Sede es en realidad y me facilitó los contactos de los líderes de la Iglesia de Europa y de todo el mundo".
Al despedirse del hospital se olvida de dar la bendición y les dijo:
"tengo mucho que aprender, aún no me acostumbro a ser papa"





También recibió a un grupo de amigos polacos en una sencilla ceremonia que él llamó “Adiós a la patria”.
 Cuando el altavoz comenzó a convocar a los reunidos para que lo saludaran, los primeros en ser llamados fueron Jerzy Kluger, el amigo y condiscípulo judío de Wojtyla en el Instituto de Wadowice, y su esposa inglesa.

/
 Por la noche, ordenó que su solideo rojo de cardenal fuera colocado en el altar de la Virgen polaca Ostra Brama en Vilnius, en la Lituania soviética.



Hubo que llevarlo a escondidas. ¿Era una premonición de lo que pensaba del futuro de los países comunistas?

ostra brama 1

 Así comenzó el pontificado de nuestro buen papa Juan Pablo II. Así fue su aceptación: sencilla, rotunda, sobrenatural.


No hay comentarios:

Publicar un comentario