jueves, 26 de septiembre de 2013

BENEDICTO XVI SUS ESCRITOS




Una de sus metas es compartir el evangelio. Quizás sea el hombre más bien informado del mundo y, a pesar de que conoce nuestra época, no pierde la esperanza ni la alegría porque sabe que Dios sostiene al mundo y a la Iglesia.

Joseph Ratzinger es un hombre moderno. Conoce muy bien a los Padres de la Iglesia, especialmente a San Agustín, las tradiciones y los problemas actuales. Siempre intenta ver las cosas de una manera crítica, y sabe ver hasta el fondo de cada cuestión, por eso logra entenderlas y ver lo positivo, lo negativo, especialmente en el marco de los nuevos tiempos.



ENCICLICAS

Ha publicado tres encíclicas "Deus caritas est" (2006); dedicada al amor de Dios




 "Spe salvi" (2007), un tratado sobre la esperanza





 y "Caritas in veritate" 2009, analiza y aplica la doctrina social de la Iglesia para el contexto que ahora vive el mundo globalizado.




 y el nuevo compendio del Catecismo de la Iglesia Católica en 2005.




LIBROS
- Jesús de Nazaret
En abril de 2007 publicó la primera parte su libro Jesús de Nazaret en la que reflexiona sobre la figura de Jesucristo en calidad de teólogo.


 En él sale al paso de ideas recientes que reducen la figura del Jesús histórico a un mero moralista rebelde o liberal, a un profeta escatológico o un revolucionario político.

 Su experiencia de Hijo lo lleva a la obediencia de un amor entregado hasta la muerte. Jesús era el Rey esperado por Israel, pero un rey que rechaza la tentación demoníaca del poder y se presenta en la humildad de su origen, su cercanía a los pecadores y su servicio a todos.


 Existe una plena correspondencia entre el Jesús histórico que anunció e hizo presente el Reinado de Dios y el Cristo de la fe de las primeras comunidades de creyentes.

 Los evangelios, por lo tanto, sin ser reportajes exactos de lo acontecido, nos revelan la verdadera Persona de Jesús y su significación auténtica como Hijo de Dios. Apartando esta expresión de sus antecedentes mitológicos y políticos, la condición de Hijo permite asomarnos al interior de Jesús que nos da a conocer a Dios como Abba (Padre, en arameo). En ello radica la originalidad de Jesús y su novedad.

-El año 2011 publicó la segunda parte, con el título Jesús de Nazaret: Desde la entrada en Jerusalén hasta la Resurrección.



-  La infancia de Jesús, el último libro de Benedicto XVI.

El Santo Padre afirma en su última obra que las narraciones de Mateo y Lucas son «historia real y sucedida, interpretada y comprendida sobre la base de la Palabra de Dios».
Papa presenta libro La vida de Jesús

 En el libro, el Papa menciona que los Evangelios no citan al buey ni a la mula en la gruta de Belén. Del mismo modo, Benedicto XVI confirma, como experto, que el nacimiento de Jesús tuvo lugar a caballo entre los años 7 y 6 antes de Cristo.





Benedicto XVI es una de las mentes más grandes de la Iglesia católica, es un gran pensador y un maestro nato, pero se le conoce poco. Es miembro de la Academia de Ciencias Morales y Políticas de parís (ningún Papa lo había sido).

 Entre ediciones y traducciones, tiene 600 volúmenes de obras escritas, recopiladas por una organización alemana.
Es doctor honoris causa por más de doce universidades.

Benedicto XVI es un Papa providencial. “Es un hombre de mucho corazón y un luchador que se mantiene de pie ante una tormenta, alguien que no tiene miedo”, dice Peter Seewald.


 No es ningún reaccionario, trata de entender otras formas de pensar y las respeta. El Papa no ama el poder, ama el estudio. Se ha pasado la vida rezando, estudiando, reflexionando y escribiendo.
 Solamente ha habido dos Papas que han escrito libros siendo Papas: Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Tiene varios libros de Teología que sólo entienden los expertos en el tema.


- El Informe sobre la fe, según nuestro punto de vista, es un libro para el gran público.

 Al igual que sus libros-entrevista escritos en colaboración con Peter Seewald, como el de Luz del mundo, habla de los problemas de la sociedad, de su Pontificado, de la crisis de la Iglesia y de la importancia de amar la verdad y fortalecer la fe.



 Siempre que puede, con ocasión y sin ella, recomienda la lectura del Catecismo de la Iglesia Católica, a todos los fieles e incluso a los Obispos.

Su autobiografía
- Mi vida 1927-1977, no tiene igual.


 Su tema central de estudio y oración es Jesucristo, Dios y Hombre verdadero.


Tiene dos Exhortaciones apostólicas, una sobre la caridad (2007) y otra sobre la Biblia (Verbum Domini, 2010).

Tiene Homilías desde el año 2005 hasta el 2012, con temas que conciernen a las fiestas litúrgicas, ordenaciones, solemnidades, etc.

Tiene mensajes para las Jornadas Mundiales de la Juventud, de Cuaresma y de otros temas.
 Como fruto de un Sínodo de Obispos escribió sobre la Eucaristía.


Tiene muchos discursos dados en el Angelus o Regina Coeli.
Tiene cartas a presidentes, cardenales, obispos, músicos, artistas y a otras perso
nas.

 Cartas apostólicas con motivo de varias beatificaciones y una carta apostólica sobre la Prevención y lucha contra las actividades ilegales en el campo financiero y monetario (30 XII 2010).

 Escribió dos Constituciones apostólicas sobre los anglicanos que desean ingresar en la Iglesia católica. Tiene innumerables discursos y audiencias.


Tiene un escrito del año 2000 titulado Contemplar a Cristo. Las tentaciones del Señor, que es uno de los más profundos y bellos. Trata de las tentaciones de Cristo en el desierto y de las tentaciones del hombre de hoy.

 

El Papa habla mucho de caridad y de humildad porque sabe que la soberbia es una barrera para el amor. El Papa es parco en el hablar y tiene una gran capacidad de escucha. Al Juan Pablo II se le llamada “el Papa amigo”; a Benedicto XVI también se le podría dar ese título. Pues, ¿qué es un amigo?, ¿cómo se conoce al verdadero amigo?... porque te lleva al bien. Hay muchos niveles en la amistad. El Papa puede ser uno de nuestros amigos verdaderos porque nos lleva hacia el bien. Jesús es el Amigo, con mayúscula.


Todos sus escritos en 
http://www.ewtn.com/library/papaldoc/spanish/benedictxvi/

No hay comentarios:

Publicar un comentario