jueves, 13 de junio de 2013

LA MONJA MÁS LONGEVA

Sor Teresita Barajuen,







 la religiosa contemplativa más longeva del mundo, y la que llevaba más años dentro de la clausura, falleció el pasado 11 de junio a los 105 años.

 Lo hizo en su celda del Monasterio Cisterciense de la Madre de Dios, en Buenafuente del Sistal (Guadalajara) –donde ha vivido sus 86 años como religiosa y del que fue Abadesa durante 30 años– y rodeada de las religiosas de su comunidad, que pudieron acompañarla en sus últimos momentos, antes de partir a la Casa del Padre.



 Disfrutó sor Teresita de una audiencia con Su Santidad: Soy Sor Teresita, la que entró en el Monasterio el mismo día que nació su Santidad. Así se presentó una anciana monja con los ojos tan vivos como los de un niño aquella tarde, ante las cámaras de todo el mundo, al Papa».

No hay comentarios:

Publicar un comentario