viernes, 20 de noviembre de 2015

PUERTA SANTA DEL VATICANO

PUERTA SANTA


Está realizada en bronce por Vico Consorti en 1950 y fue donada al papa Pío XII por los católicos suizos para el jubileo de ese año



 En dos placas existentes a ambos lados de la puerta se encuentran el escudo de Pío XII y la bula de Bonifacio VIII que convocó el primer jubileo en 1300.

 En el entablamento del arco sobre la puerta aparece la inscripción: PAVLVS V PONT MAX AÑO XIII.
 Justo encima de la puerta se encuentra la inscripción: GREGORIVS XIII PONT MAX. Entre estas dos inscripciones se encuentran las placas que recuerdan su reciente apertura:


 Pablo VI, Pontífice Máximo, abrió y cerró la Puerta Santa de está Basílica Patriarcal Vaticana el año jubilar de 1975.

 En el año jubilar de 1983-1984 por la redención humana, Juan Pablo II, Pontífice Máximo, abrió y cerró la Puerta Santa, cerrada y sellada por el Papa Pablo VI en 1976.

Juan Pablo II, Pontífice Máximo, nuevamente abrió y cerró la Puerta Santa




el año del Magno Jubileo de la Encarnación del Señor. 2000-2001.

2011-04-28T210827Z_1555540483_GM1E74T0DAE01_RTRMADP_3_POPE-JOHNPAUL.JPG
Juan Pablo II cerrado la puerta
Esta puerta permanece cerrada y tapada con cemento por su parte interior.
Solamente el papa puede abrirla y cerrarla en los Años Santos, permaneciendo todo ese año abierta para el acceso de los fieles que pueden ganar indulgencias.





El martes por la tarde,   17 de nobriembre, tuvo lugar la ceremonia de ''Recognitio'' (reconocimiento) de la Puerta Santa de la basílica de San Pedro.
 En el lado externo, la puerta está cerrada por un portón de bronce de dos hojas.
 En el lado interno, detrás del portón, un muro de ladrillos obstruye el paso. Antes de dar comienzo a un Jubileo, el muro es abatido para que el portón pueda abrirse.


Una vez terminado el Año Santo, se vuelve a construir el muro para cerrar el paso.

 En la ceremonia del martes, se abatió el muro para preparar la Puerta Santa de cara al próximo 8 de diciembre, fecha de inicio del Año Santo de la Misericordia.


En primer lugar, el Capítulo y el cardenal Arcipreste de la Basílica de san Pedro, Mons. Angelo Comastri, se dirigieron en procesión hasta el muro. El cardenal pronunció una oración, y cuatro "sampietrini" -los obreros de la basílica- derribaron el muro que sella la Puerta Santa en el interior de la basílica.

De este muro extrajeron la caja de metal que fue colocada allí en el momento del cierre del Gran Jubileo del Año 2000, y que contenía los "documentos" del último Año Santo, incluyendo la llave que abrirá la Puerta Santa, los picaportes, el pergamino de la escritura, los adoquines y las medallas conmemorativas.

 Después de rezar en el altar de la Confesión, la procesión llegó a la Sala Capitular, donde se abrió la caja de metal extraída del muro.


Además del maestro de las ceremonias litúrgicas del Santo Padre, Mons. Guido Marini, que tomó ''en consigna'' los documentos y los objetos de la Recognitio, estuvo presente el arzobispo Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.












El pasado lunes, 16 de noviembre la misma ceremonia se celebró en la basílica de San Juan de Letrán.
Hoy jueves 19 es el turno de Santa María la Mayor, y el lunes 23, de San Pablo Extramuros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario