sábado, 28 de noviembre de 2015

EL PAPA EN AFRICA TERCER DÍA




VIERNES 27 DE NOVIEMBRE



 08:30 Visita al barrio pobre de Kangemi en Nairobi. Discurso del Santo Padre.













 10:00 Encuentro con los jóvenes en el Estadio Kasarani. Discurso del Santo Padre.




Papa Francisco en el encuentro con los jóvenes en el Estadio Kasarani / Foto: L'Osservatore Romano
El Papa Francisco se sinceró con los jóvenes en el encuentro que mantuvo en el Estadio Kasarani de Nairobi.


 Dejando a un lado el discurso que tenía previsto leer, decidió improvisar sus palabras en respuesta a las preguntas que dos jóvenes le hicieron.




La corrupción, el reclutamiento de jóvenes por el fundamentalismo religioso, cuál es el mejor medio de comunicación para anunciar a Dios y las heridas que sufren aquellos que son abandonados por sus familias fueron los temas que abordó.  11:15 Encuentro con los obispos de Kenia.






 15:10 Ceremonia de despedida en el aeropuerto internacional Jomo Kenyatta de Nairobi.

 15:30 Salida en avión de Nairobi hacia Entebbe (Uganda).

El Papa Francisco se despide de Kenia en el aeropuerto de Nairobi. El presidente Uhuru Kenyatta lo recibe en la misma sala de la terminal donde se reunieron al principio del viaje. Francisco parte hacia Uganda, la segunda etapa de su viaje a África. El vuelo dura 1 hora y 20 minutos. La visita a este país está marcada por la visita a los lugares de los mártires ugandeses católicos y anglicanos, asesinados en el siglo XIX.



 16:50 Llegada al aeropuerto internacional de Entebbe. Ceremonia de bienvenida.



 
Enlace permanente de imagen incrustada


Papa Francisco llegando a Uganda / Foto: Captura Youtube

A las 5:06 p.m. (hora local), el avión que llevaba al Papa Francisco desde Kenia aterrizó en el aeropuerto internacional de Entebbe (Uganda), dando inicio a la segunda etapa de su visita apostólica al continente africano.
Enlace permanente de imagen incrustada

 Uganda es el primer país africano que ha acogido visitas apostólicas de tres pontífices. Antes que Francisco visitaron el paísel Beato Pablo VI, en 1969, y San Juan Pablo II, en 1993.

Enlace permanente de imagen incrustada
 El principal motivo del viaje de Francisco a Uganda es el 50 aniversario de la canonización de 22 mártires ugandeses, ejecutados entre los años 1885 y 1887 por no renunciar a su fe.



 17:30 Visita de cortesía al presidente en la State House en Entebbe.

 18:00 Encuentro con autoridades y cuerpo diplomático en la Sala de Conferencias de la State House. Discurso del Santo Padre.

 19:15 Visita a Munyonyo y saludo a los catequistas y profesores. Saludo del Santo Padre.


El primer gran encuentro del Papa en Uganda fue aquí, en el santuario de Munyonyo donde se venera la memoria de los cuatro primeros mártires ugandeses asesinados en 1886.

 Francisco se reunió con cientos de catequistas y maestros de todo el país. En un ambiente muy festivo, el Papa les agradeció la labor que llevan a cabo

 "Aun cuando la tarea parece difícil, los recursos resultan insuficientes y los obstáculos demasiado grandes, os hará bien recordar que el vuestro es un trabajo santo. Quiero subrayarlo, el vuestro es un trabajo santo.

 El Espíritu Santo está presente allí donde se proclama el nombre de Cristo. Él está en medio de nosotros cada vez que en la oración elevamos el corazón y la mente a Dios.

 Él os dará la luz y la fuerza que necesitáis”. Francisco les pidió que sigan dando testimonio siguiendo el ejemplo de los mártires ugandeses que estuvieron dispuestos a derramar su sangre por permanecer fieles.

"Estamos hoy aquí en Munyonyo, donde el Rey Mwanga decidió eliminar a los seguidores de Cristo. No tuvo éxito en su intento, como tampoco el Rey Herodes consiguió matar a Jesús. La luz brilló en las tinieblas y las tinieblas no prevalecieron”. También les invitó a hablar de Cristo en cada ciudad y pueblo de Uganda. Pidió que rezaran por él y que también lo hicieran los niños a los que enseñan y se despidió cariñosamente bendiciendo a todos los que peregrinaron hasta el santuario. Omukama Abawe Omukisa! (Que Dios os bendiga).

No hay comentarios:

Publicar un comentario