sábado, 7 de febrero de 2015

BEATO PIO IX

CONOCIDO COMO EL PAPÁ DE LA INMACULADO O PIO NONO

Fue el ducentésimo quincuagésimo quinto papa de la Iglesia católica y el último soberano temporal de los Estados Pontificios. Su pontificado de 31 años y medio, del 16 de junio de 1846 al 7 de febrero de 1878, ha sido el más largo de la historia de la Iglesia, si se descarta el de San Pedro

Popepiusix.jpg
  Es el protagonista del más largo pontificado

 El 17 de enero de 1978 el arzobispo de Cracovia, cardenal Wojtyla, escribió una carta pastoral con motivo del centenario de la muerte del papa Pío IX.

 Su largo pontificado -decía del último Papa Rey-, durante el cual gobernó la Nave de San Pedro con espíritu de fe intrépida y de gran caridad, tiene mucho que decir a los hombres de nuestro siglo. Somos testigos de una lucha entre el Espíritu de Cristo y el “espíritu de este mundo”, que trata con todas sus fuerzas de apoderarse del alma y del cuerpo del hombre contemporáneo.

 El pontificado de Pío IX fue rico en acontecimientos. Entre ellos sobresalen:

- la definición del Dogma de la Inmaculada Concepción;
- la publicación de la encíclica Quanta cura, con su anexo designado Syllabus;
- el destierro del Papa a Gaeta;
- la celebración del Concilio Vaticano I, en el que se definió la infalibilidad pontificia;
- el fin de los Estados Pontificios.




BIOGRAFÍA

El protagonista principal de estos hechos, Juan María Mastai-Ferreti, había nacido el 13 de mayo de 1792, en Senigallia (antes, Sinigaglia), provincia de Ancona.

256Senigallia.jpg


De joven, para dar gusto a los deseos de su padre, intentó hacer carrera en la Guardia Noble de la Santa Sede; sin embargo, al no conseguir ser admitido a causa de su epilepsia, decidió seguir sus propias inclinaciones y secundar los deseos de su madre, por lo que comenzó a estudiar teología en el seminario de Roma.

Mientras tanto, su enfermedad cesó y pudo ser ordenado sacerdote el 10 de abril de 1819

Cuatro años después viaja a Chile, al ser nombrado auditor del Delegado Apostólico en aquel país. En 1825 regresa de América, dando por acabada su breve, aunque interesante, participación en la diplomacia pontificia.

Al regresar a  Roma el hospital de San Michele (1825-1827) y se  ocupa del  oficio de canónigo de Santa Maria in Via Lata




 El 24 de abril de 1827 León XII lo nombró obispo de Spoleto. Sólo tenía 35 años de edad. Su episcopado se caracterizó por el celo por la formación del clero, el empeño en regularizar la vida de los monasterios y el impulso por mejorar la moralidad del pueblo.

Recorrió toda la diócesis en visita pastoral y se distinguió de modo particular en la asistencia de las víctimas del terremoto ocurrido al principio del año 1832.

 En febrero de 1832 Gregorio XVI le trasladó a la sede de Imola, donde también destacó por su amor al pueblo.
 En el consistorio del 14 de diciembre de 1840 es creado cardenal del título de los Santos Pedro y Marcelino.
Gregor XVI. 1833 Litho.jpg
 Muerto Gregorio XVI el 1 de junio de 1846, Juan María Mastai-Ferreti se trasladó a Roma para participar en el cónclave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario