lunes, 8 de diciembre de 2014

LA TUNA CANTA A LA INMACULADA CONCEPCIÓN

UNA TRADICION EN SEVILLA

Sevilla es ciudad Mariana por excelencia. Y defensora del dogma concepcionista.

 Un Voto que cumple sus 450 años y que tiene reflejo en la veneración de sus Hermandades y Cofradías y de la Sevilla en general.

¿Desde cuándo y por qué cantan las tunas a la Inmaculada en Sevilla?
 La vispera de la Inmaculada las tunas de las distintas facultades universitarias acudan al monumento de la Inmaculada a cantarle a la Virgen sus rondallas.

 ¿Cuándo y por qué comenzó esta tradición? Data de 1952, siendo la Tuna de Peritos Industriales la primera que se acercó al monumento a cantarle a la Virgen concebida sin pecado original.
Lo hizo en recuerdo de la Tuna Universitaria creada allá por los años 20 del siglo pasado que posteriormente desapareció y que acudían a cantar la Salve a la Virgen.


 Esta circunstancia marcó un antes y un después, de tal manera que el cardenal Segura le impuso el fajín blanco a la Tuna de Peritos Industriales como reconocimiento a este hecho. Es más, es la única que lo lleva en la actualidad.


 A partir de ese momento, este acto la noche previa a la Inmaculada fue cogiendo auge de tal manera que son decenas las tunas que acuden a los pies del monumento a cantar a la Virgen. Y cientos de personas las que esperan este momento para disfrute de unas vísperas que han crecido notablemente y que giran en torno a la Inmaculada



Aunque la de Peritos Industriales fue la primera en hacerlo, la primera en cantar cada noche del 7 de diciembre es la Tuna de Medicina, la decana. Posteriormente van rotando las demás, como estableció el Consejo de Tunas, creado en 1975.

Fuente, abcsevilla


No hay comentarios:

Publicar un comentario