domingo, 1 de junio de 2014

LA ASCENSIÓN EN LA PINTURA

LA ASCENSIÓN DE JESÚS AL CIELO

Un tema muy tratado en el arte cristiano.


Es muy habitual que en la composición de la escena se represente la dualidad de planos (espiritual arriba y terrenal abajo).
 Una curiosa variante es la inclusión únicamente de los "pies desaparecientes" de Cristo hacia el límite superior del espacio representado.


Los iconos de Europa oriental siguen la tradición del arte bizantino.



Escuela de Novgorod, siglo XIV.



Andrei Rublev, 1408.
Tretyakov Gallery, Moscú)


Monasterio de San Cirilo-Belozersky, 1497

 

Bitola, Macedonia, siglo XIX.

LOS ICONOS DE LA ASCENSIÓN
Son imagenes de alegría pintado con colores brillantes.
 En el, Cristo se muestra ascendente en su gloria y bendice a la asamblea con su mano derecha. En su mano izquierda sostiene un pergamino como quien enseña. Este icono muestra que el Señor en el cielo es la fuente de bendición y fuente de conocimiento; y que su enseñanza y mensaje esta en la Iglesia. Por eso da su bendición y se orienta hacia aquellos discípulos a quienes Él ha confiado su misión.



La Theotokos (Madre de Dios) ocupa un lugar muy especial en este icono. Ella está en el centro, inmediatamente debajo del ascendente Cristo. El gesto de sus manos es el gesto de estar en oración. Ella es claramente expuesta por la blancura de la ropa de los ángeles. La Theotokos es representada en una pose muy tranquila. Se trata de desplazarse, de hablar el uno al otro en una búsqueda apuntando hacia el cielo.


  ascension.jpg

Todo el grupo: La Theotokos y los discípulos representan a la Iglesia.





El icono de la Ascensión representando a la Iglesia toda incluye también a algunos que son testigos de la Ascensión. Por eso San Pablo aparece a la izquierda de la Theotokos, pero sabemos que él no estuvo presente en la Ascensión y, más aún, en ese momento todavía no cree en Jesús. Pero luego se convierte y fue uno de los más grandes apóstoles y misioneros de la Iglesia.



El icono expresa la soberanía de Cristo en su Iglesia, Él es el jefe, el guía, su fuente de inspiración y de enseñanza. Y ella (la Iglesia) recibe el ministerio de Su misión que cumple con el poder del Espíritu Santo



No hay comentarios:

Publicar un comentario