martes, 30 de julio de 2013

CAMINO IGNACIANO

MINI BIOGRAFÍA

Ignacio de Loiola, nacido Iñigo López de Oinatz y Loiola Balda y Gebara, vio la luz el 31 de mayo de 1491, en la torre del señorío de Oinatz-Loiola, a orillas del río Urola, junto a la villa de Salvatierra de Iraurgi, hoy Azpeitia

File:William Holl the Younger09a.jpg

En 1507 murió don Beltrán e Íñigo, con 16 años, fue enviado a Arévalo (Ávila) como paje al palacio de Juan Velázquez de Cuellar, contador mayor de Castilla y miembro del Consejo de Castilla.
 Comienza ahí su vida cortesana, que le llevará primero a formar parte del ejército real que acabará con la rebelión de los comuneros de Castilla en 1521.

El intento de liberación del reino pirenaico de Navarra fue frustrado por la derrota de las tropas pirenaicas en Noain, precisamente el 30 de junio, en la que murieron cinco mil navarros.



Durante su convalecencia, Íñigo realiza diversas lecturas y experimenta un proceso de introspección que le lleva a cuestionarse su vida anterior, conduciéndole a una completa transformación personal y a una conversión de tipo religioso.
 Fruto de todo ello es su decisión de, una vez recuperado de sus heridas, realizar una peregrinación a pie desde su casa natal al santuario de Arantzazu y luego, recorriendo el valle del Ebro, hasta el monasterio de Montserrat.

Después vivirá como ermitaño en una cueva en Manresa durante diez meses, tiempo en el que redactará sus Ejercicios Espirituales.

CAMINO IGNACIANO

Recientemente, un grupo de laicos y jesuitas tuvieron la idea de dar a conocer ese camino desde Loiola a Manresa, que Ignacio de Loiola recorrió en 1522, con la idea de ofrecer una experiencia de peregrinación a los hombres y mujeres del siglo XXI, siguiendo el proceso espiritual del fundador de la Compañía de Jesús, de la que recibieron enseguida un decidido apoyo. "es un camino abierto a todos bien sea para tener una vivencia espiritual, para tener contacto con la naturaleza, para hacer ejercicio, como experiencia personal o para ver el mundo, cada uno como mejor la quiera realizar".


Consta de 27 etapas, parte desde la casa natal de San Ignacio, en Loyola, y atraviesa el País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón y Cataluña ofreciéndose al peregrino como una propuesta de meditación personal y de encuentro con Dios, teniendo presente que el itinerario es, según los promotores, muy distinto al famoso Camino de Santiago y de mayor soledad.

 El Camino se halla perfectamente señalizado, cuenta con una excelente infraestructura de albergues y refugios y una ruta que se puede hacer perfectamente a pie o en bicicleta siguiendo siempre la flecha naranja, símbolo del Camino Ignaciano.


El camino empieza en la casa donde nació en Azpeitia (Guipúzcoa) y acaba en la Cueva de San Ignacio en Manresa.


Cueva de San Ignacio de Loyola, turismo en Manresa


El fundador de la Compañía de Jesús demoró dos meses en realizar este itinerario. Precisamente en el último lugar de su recorrido, en Manresa -donde San Ignacio permaneció unos 10 meses-, fue donde escribió sus ya conocidos "Ejercicios Espirituales".

 Siguiendo el modelo del Camino de Santiago, el ignaciano ha sido bien señalizado con una flecha naranja, y cuenta con refugios y albergues para los peregrinos.
La ruta, como sucede también con la compostelana, se puede realizar a pie o en bicicleta, y busca ser también un camino de crecimiento espiritual para quien lo realice.

 camino.jpg

http://www.jesuitas.es/adjuntos/article/302/Dossier%20de%20prensa%20Camino%20Ignaciano.pdf

http://caminoignaciano.org/


No hay comentarios:

Publicar un comentario