jueves, 15 de diciembre de 2016

MI NAVIDAD, EL EDICTO DEL EMPERADOR AUGUSTO

 El Edicto de césar Augusto había resonado por toda la tierra, y José fue obligado a ir a Belén, ciudad de David, para inscribirse en las tablas del censo.

José y Maria de camino a Belén para ser censados (3)
Evangelio de Luacas

""1 En aquella época apareció un decreto del emperador Augusto, ordenando que se realizara un censo en todo el mundo.
 2:2 Este primer censo tuvo lugar cuando Quirino gobernaba la Siria.
 2:3 Y cada uno iba a inscribirse a su ciudad de origen.
 2:4 José, que pertenecía a la familia de David, salió de Nazaret, ciudad de Galilea, y se dirigió a Belén de Judea, la ciudad de David,
 2:5 para inscribirse con María, su esposa, que estaba embarazada"".

En el orden del empadronamiento, cada quien debía ir al lugar de origen de su familia. Tanto José como María eran descendientes directos del rey David, de la tribu de Judá, que había nacido en Belén. Por tanto, se consideraba esta como “su ciudad” o lugar de origen.

 María lo acompañó: los designios de Dios se realizan porque estaba escrito que era de Belén de donde debía salir el jefe conductor de los hijos de Israel.

LA LLEGADA A BELÉN



 Apenas llegados a Belén, buscaron largamente, para la noche, un alojamiento de puerta en puerta. Fueron rechazados. No había lugar para ellos, dice el santo Evangelio.

EN MI PORTAL ESTA TAMBIÉN LA POSADA


El posadero tranquilo y se siente feliz, no tenía habitación para una pareja que le ha llegado al corazón la cara de cansancio y la mirada limpia de la mujer.
Al lado de la cochinera está el establo de los animales y les ha dejado descansar en ese lugar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario