viernes, 28 de octubre de 2016

EL PALACIO DE CASTEL GANDOLFO ABIERTO AL PÚBLICO



Resultado de imagen de castelgandolfo



Hasta el 20 de octubre, si uno no era o jefe de Estado o un elevado representante de las jerarquías eclesiásticas, estos eran lugares no solo íntimos, sino inalcanzables, secretos.



A partir del 21 de octubre, por voluntad de Papa Francisco, quien quiera puede entrar a las habitaciones de los Pontífices en el aposento de Castel Gandolfo y ver desde cerca el lecho en el que murieron dos obispos de Roma o bien, atravesando una puerta, percibir la intimidad y la espiritualidad de la capilla personal dedicada a la Virgen de Czestochowa, o admirar los sillones de la biblioteca en los que se sentaron, uno al lado del otro, dos Papas, Bergoglio y Ratzinger, y la mesita en la que reposaban los documentos de «vatileaks» (uno de sus «cambios de estafeta» más célebres).

1.jpg

 Por primera vez, pues, se abren al público los portones del aposento pontificio del Palacio Apostólico de Castel Gandolfo, que fue durante siglos la residencia estiva de los sucesores de Pedro. El recorrido fue ideado y es administrado por los Museos Vaticanos,las visitas son de lunes a sábado.

  Se puede ver el lápiz que dejó en el estudio Papa Benedicto XII,

 la «Galería» que Alejandro VII mandó decorar delicadamente, con los frescos de Pier Leone Ghezzi.

La sala Alejandro VII, en Castel Gandolfo, lista para recibir al público foto: EFE Alessandro Di Meo

 Subiendo por la gran escalera

Abre al público el palacio de Castel Gandolfo, residencia veraniega de papas

, se pasa por el «Salón de los Suizos», con sus mármoles de colores, el elegante saloncito verde para los encuentros oficiales, la «Galería de la Música», la «Sala del trono», la sala del Consistorio para los encuentros con los cardenales (en donde recibió la púrpura Angelo Roncalli, futuro san Juan XXIII).

Resultado de imagen de Abre al público el palacio de Castel Gandolfo


Abre al público el palacio de Castel Gandolfo, residencia veraniega de papas


El estudio en el que fueron escritas quién sabe cuántas encíclicas y homilías.




 La biblioteca, en la que se encuentra el «Atlas Hierarchicus», es decir el volumen que contiene la descripción geográfica y estadística, aderezada con notas históricas, de la Iglesia universal y con el que el Santo Padre podía tener una visión inmediata del estado de cada una de las diócesis del mundo.

vista de una da las salas, en los apartamentos privados del Pontífice, ahora abierto a los turistas como un museo, en la antigua residencia de verano en Castel Gandolfo. Francisco ha renunciado a los placeres de Castel Gandolfo fuera de Roma, abrió sus apartamentos privados a los turistas, dijo el V. Foto: Reuters / Tony Gentile
 Y después está la sobriedad de la habitación, con un pequeño lecho, la Virgen con el Niño, un armario, un escritorio de madera y el retrato de Papa Gregorio


Aposentos de ls Papas



 Él es simple: una cama de soltero, Nuestra Señora con el Niño Jesús, un armario, el criado-mudo y el retrato del Papa Gregorio.

 En este cuarto, la muerte y la vida se intercalaron, todavía hace poco. En él nacieron alrededor de 40 niños. Eeran hijos de mujeres que durante la guerra fueron albergadas por Pío XII y que allá dieron a luz durante la guerra.

 La mayoría de esos bebés fue bautizado con el nombre de Eugenio, en homenaje al Pontífice Eugênio Pacelli - que, en 1958, falleció en aquella misma cama.

 En este aposento, Pablo VI, 20 años después, 1978, dejó la vida de este mundo.

 La historia, el tiempo, todo pasó allí, todo fue cronometrado por los varios relojes de la Residencia que aún funcionan normalmente, registrando nuevas eras. Algunos objetos usados por pontífices todavía están allá intactos y funcionando. Ejemplo de eso es el teléfono que fue utilizado por el Papa Juan Pablo II, que definía Castel Gandolfo como siendo "Vaticano Dos".





 Las ventanas de la habitación dan hacia el mar, una franja azul en el horizonte.



Capilla
 la Capilla en donde por primera vez dos Pontífices, Benedicto XVI y el entonces apenas elegido Papa Bergoglio, rezaron juntos.

La Capilla privada fue construida por voluntad de Pío XI; en el altar hay una reproducción del cuadro de la Virgen de Czestochowa, que Papa Ratti recibió como regalo de los obispos polacos, puesto que entre 1918 y 1921 estuvo en Polonia como visitador y después como Nuncio apostólico.



El papa Francisco no ha utilizado nunca el palacio del Castel Gandolfo, por ello tomó la decisión hace dos años de abrir algunos de sus espacios públicos, pero desde mañana se podrá acceder incluso a las habitaciones más privadas, las del apartamento papal. En la imagen, la capilla del palacio.

 Desde los enormes ventanales la vista es impresionante. De hecho, Paolucci invitó: «Asómense desde la terraza y van a ver la pura belleza, el milagro de la naturaleza», en particular del lago de Albano y los inmensos bosques incontaminados. El presidente del Gobernatorado de la Ciudad del Vaticano, el cardenal Giuseppe Bertello, aseguró

: «No se ha tocado nada ni modificado nada en el aposento, para que los visitantes puedan ver y saborear la cotidianidad, generalmente tranquila, de los Pontífices en el lugar en donde vivían durante el verano».

Así, todos los relojes (que funcionan) marcaron verdaderamente las horas de reposo u de reflexión de los Papas que vivieron allí. Y todos los teléfonos «fueron utilizados verdaderamente por los Pontífices»: en particular están los teléfonos modelo Sip, blancos con teclas negras, que eran normales en la Italia de los años 90 del siglo pasado, es decir durante el Pontificado de san Juan Pablo II.
Vista de una de las salas, en los apartamentos privados del Pontífice, ahora abierto a los turistas como un museo, en la antigua residencia de verano en Castel Gandolfo. Francisco ha renunciado a los placeres de Castel Gandolfo fuera de Roma, abrió sus apartamentos privados a los turistas, dijo. Foto: AFP / ALBERTO PIZZOLI
 El aposento se relaciona con la historia de 33 Papas, pero solo 15 de ellos se alojaron allí. Empezando por Urbano VIII: la primera «vacación» oficial comenzó el 10 de mayo de 1626. El último que transcurrió sus días veraniegos allí fue el Papa Emérito Benedicto XVI. El 28 de febrero de 2013, Joseph Ratzinger dejó el Vaticano en helicóptero después de haber renunciado al Pontificado.

 Cuando los portones del Palacio se cerraron comenzó la sede vacante. Esos fueron (hasta ahora) los últimos instantes de un Papa en Castel Gandolfo.
Video
http://www.lastampa.it/2016/10/21/multimedia/vaticaninsider/es/la-residencia-estiva-pontificia-de-castel-gandolfo-Tf278tsgFMQWVJp9UtBSzN/pagina.html


http://elpais.com/elpais/2016/10/22/album/1477134063_859739.html



http://lopezdoriga.com/internacional/el-palacio-de-castel-gandolfo-abre-sus-puertas-al-publico/

DRSPEDIDA DE BENEDICTO XVI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada