miércoles, 16 de marzo de 2016

VISITA A LA CATEDRAL DE GRANADA NAVE DE LA EPÍSTOLA

CUERPO BASILICAL

Cinco naves  mas dos series laterales de capilla, que enlazan con las de la cabecera.
Capillas y algunas portadas que ocupan las naves laterales y la girola.

 
La mayoria de las capillas son de la época barroca y alguna neoclásica.
Este recinto, construido tras la muerte de Siloé, fue derivado de su proyecto.


Nos situamos en la puerta de la entrada, puerta del Evangelio y hacemos un recorrido por las naves, capillas  laterales y girola.







Catedral de Granada 03.JPG


Primera nave




Nave central
 La nave central más amplia de las restantes.


En la nave central podemos ver la reja que baja a la cripta.

Asi estaba el coro






solo quedan los órganos, que en 1749 fueron sustituidos por los actuales, de Leonardo Dávila

Fue eliminado por ser un impedimento para la transparencia  original

Andalusia hl 20060811 006.jpg


Cuatro grandes machones sostienen los dos órganos donde estuvo antes el coro.
Granada Kathedrale Orgel (6).jpg



Órgano de la Epístola



y la parte de atrás

Pipe organ - Cathedral of Granada (4).JPG

Organo del Evagelio

Granada-004gm.jpg



Granada Kathedrale Orgel2.jpg


Segunnda Nave en el lado de la Epistola





041 - Catedral de Granada

Nave lateral de la Epístola










Granada-P1040950.JPG




23 Puerta del Contaduría

Portada realizada en 1699, de eztructura y dimensiones parecida a la  de la torre que está enfrente.
Se llama así porque tras ella se encontraban las oficinas de contaduría, que era lugar deonde se administraban las cuentas y caudales de la catedral


Relieve de la prudencia y la Justicia






22     Capillla de San MIguel

Capilla eoclásica, decorada por Francisco Romero de Sragón entre 1804 y 1807 para sepultura del arzobispo Juan Manuel Moscoso

Capilla de San Miguel
En el centro del frontal del altar principal la cruz de la orden de Carlos III, concedida al arzobispo.


 El retablo central, entre columnas de serpentina con basas y capiteles, es del arquitecto Francisco Romero de Aragón; el intenso, contundente y contrastado relieve central de san Miguel arcángel en lucha contra dragones y demonios,




 es del escultor Juan Adán Morlán (1741-1816); el coronamiento superior de la Santísima Trinidad entre  nubes y ángeles es de Manuel González y los adornos de bronce son obra de Narciso Miguel Bueno. 

Los muros de esta capilla, dedicada al arcángel san Miguel, están decorados al fresco —con azules, verdes y rojizos— por Vicente Plaza contribuyendo así a la luminosidad del recinto. 

 La escasa luminosidad interior de la capilla se suple, en parte, armonizando las notas doradas de los adornos en bronce con la policromía de los mármoles aplicados.



A la derecha, la joya pictórica de esta capilla: Nuestra Señora de la Soledad,



 «pintura del racionero Cano»: su rostro de profunda y serena desolación y sus manos orantes entrecruzadas nos invitan a unirnos a sus plegarias; es un lienzo de gran calidad donde, estéticamente, resalta el modo de solucionar las telas, los bordados y, sobre todo, el encaje de punta española del primer término.
Cerrada con media reja y no tiene ilumiación natural  a través de vidriera

A la izquierda, el  sepulcro  del  arzobispo Moscoso,



 realizado por Jaime Folch en marmol blanco.
Sobre el sepulcro hay un lienzo de La Purisima, de la escuela sevillana
Las pinturas al fresco de paredes ybóveda fueron realizadas por Vicente Plaza de Loya.


21        Puerta de acceso a la iglesia del Sagrario


En el recinto de entrada, enmarcando la puerta, hay cuadros que representan un apostolado.
En el lateral izquierdo, el Cristo del paño, un lienzo de gran devoción popular.



En el lateral derecho, un cuadro de El Nazareno, ante el que rezaba San Juan de Dios



20      Capilla de la Santísima Trinidad 


. En este recinto litúrgico periférico —es el más abundante en lienzos— encontramos tres retablos:



 Esta capilla se realiza siendo arzobispo de Granada Felipe de los Tueros y Huerta que rigió la archidiócesis desde 1724 hasta 1751.
Tiene tres retablos    el central está dedicado a la santísima Trinidad; los laterales están bajo las advocaciones de san José con el Niño a la izquierda y, a la derecha, de san Francisco de Paula.

 El dorado de los tres retablos es obra de Juan de Marchena. Y para los tres labró bancos y frontales en mármol negro con esgrafiados dorados el cantero Manuel Peláez.

Retablo central

 Obra barroca (1737) de Gregorio Salinas; gran sencillez, sin alardes de diseño, de madera dorada y presidido por un bello cuadro de Alonso Cano

 Predominan líneas horizontales y paramentos iluminados con rizados vegetales de talla plana.
 Cumple una misión,  retablo-relicario, opción y costumbre devocional que también se encuentra en la próxima capilla real.

 Ocupa el centro del banco un sagrario.




 El remate del retablo presenta otra novedad en los templos catedralicios: el molduraje cruciforme para albergar un pequeño crucificado.


Debajo,  La  Santísima Trinidad y en los lados , cuatro lienzos de Carlos Maratta, dos de La Virgen, una Magdalena y un San Francisco


 Sobre el banco un cuerpo de tres lienzos : Decendimiento de la cruz, Muerte de San José y Desposorios de la Virgen.

Acompañan  cuatro angelillos atlantes con una gran y airosa cornisa para albergar tres relicarios con sus correspondientes portezuelas y en medio este cuadro.




En el centro, parte alta, un cuadro de una santa Cena, siglo XVI

  Los retablos laterales (1774-1775)

Fueron realizados por Francisco Villoslada —retablista andaluz del XVIII— en un momento estético casi de transición hacia las obras neoclásicas. Con esta pareja de retablos, —San José con el Niño y San Francisco de Paula— el ciclo del barroco se cierra en el templo catedralicio donde puede contemplarse su evolución a partir de 1615-1616 (Capilla de santa Ana, última de la girola del lado de la epístola) y que se extiende durante más de 150 años.

19                    Retablo de Jesús Nazareno


De estilo barroco y grande dimensiones, diseño de Marcos Fernandez en 1722
.
El dorado se realiza a lo largo de 1730 por Francisco Moreno. El resultado final es un lugar de culto donde lo pictórico predomina sobre la arquitectura y talla retablísticas.

 están enmarcados diez lienzos de diferentes tamaños y calidades Temas:

 -El tema redentor tratado en el lienzo central donde se narra el Encuentro de Jesucristo con su Madre camino del Calvario o La vía dolorosa; se discute su autoría —es un óleo muy repintado— no faltando quienes lo atribuyen a Alonso Cano; a este mismo tema pertenecen el busto del Ecce Homo (colocado en una urna en el lateral derecho y atribuido a los hermanos García) y el cuadro de El Salvador en actitud de bendecir (óleo sobre lienzo ¿de Alonso Cano?).


 -El tema mariano está recogido en un solo óleo sobre lienzo atribuido a Alonso Cano: aparece María representada en actitud orante.

 -Tres lienzos —San Pedro arrepentido, copia de Ribera. El martirio de san Bartolomé, Santa María Magdalena, penitente en el desierto, de José Ribera— recogen personajes neotestamentarios.



- Otros dos lienzos son de carácter patrístico: San Agustín —de medio cuerpo, mitra episcopal y pluma en su mano derecha—y San Jerónimo penitente; son dos de los cuatro grandes padres de Occidente,

  Concluye la iconografía de esta altar-retablo con otros dos lienzos de santos medievales: Un fundador —San Francisco de Asís en éxtasis, copia de El Greco (1541 o 1542-1614)— y La aparición del Niño Jesús a san Antonio de Padua, Doctor Evangélico, obra que en la restauración finalizada en el 2009 se atribuye a Ribera.

 

Se llega al Crucero principal donde encontramos

La Puerta de la Capilla Real
Puerta de la Capilla Real de Granada


Los dos altares en los  que  los arcos hacen función de retablos con dorados semejantes al de la Capilla Mayor




Y la Puerta del Perdón por dentro



En Semana Santa las Cofradías entran por la puerta central y  salen por esta puerta




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada