jueves, 17 de septiembre de 2015

SEGUNDO DESVIO EN EL CAMINO ARAGONES



DE SANTA CILIA A SAN JUAN DE LA PEÑA

De: Santa Cilia, Huesca A: Monasterio de San Juan de la Peña, Calle Única, s/n, 22711, Huesca

SANTA CILIA

Con 210 habitantes en la actualidad

image

La historia de Santa Cilia está unida al Real Monasterio de San Juan de la Peña.
Su origen es medieval.



Hay documentos que confirman su existencia en el S. X. La mayoría de los documentos históricos confirman que el lugar per-tenecía a dicho monasterio.
 Este núcleo estaría al sur del actual, en la zona de las eras, y en su proximidad estaría la ermita de Santiago, o San Décimo, (desaparecida en los años 50 del S. XX.

 En 1336 "la villa estaba despoblada y destruida por la inestabilidad, mortandad y las fuertes cargas impuestas a sus vecinos." (A.I Lapeña Paul.La carta de población de Santa Cilia en 1336). En esta fecha se reglamenta y organiza la repoblación del lugar, posiblemente a cargo del monasterio de San Juan.

 De este siglo, o quizás de finales del S.XII procede la actual planificación del casco antiguo, formado por una cerca y seis manzanas de casas, poblandose del este al oeste, aunque no se ocupo en su totalidad en el oeste.
 La planimetria es la de un campamento romano, dando lugar a un red de calles rectas y perpendiculares.
 En el S. XV los monjes de San Juan construyen la casa Palacio, o casa del Clavero,

que servirá de almacén y despensa para su monasterio. Al lado estaba el molino y la iglesia.




 En 1488 tenía 22 fuegos.
En el S. XVII se reconstruye la iglesia, sustituyendo a otra medieval. Se amplia y se le añade una torre campanario. 33 fuegos en 1609, y 27 en 1646.

El peregrino , se desvia unos kilometros del Camino para internerse en u bello valle. es ua costumbre, seguida por muchos peregrinos, el visitar cuatos monasterios y reliquias que estuvieran cerca.


El conjunto es un lugar digno de visitar. Está declarado Conjunto Histórico Artístico del Camino de Santiago.

SANTA CRUZ DE SEROS

La localidad de Santa Cruz de la Serós se encuentra al pie de la Sierra de San Juan de la Cruz, en la comarca de la Jacetania, provincia de Huesca.
santa cruz de seros (1).jpg
 Se caracteriza por las construcciones de sus casas por el uso de la piedra escuadrada y la mampostería para levantar los muros y las losas de piedra superpuestas para las cubiertas. Las ventanas son pequeñas para combatir el frío invierno.


 Destacan en sus tejados las chimeneas cónicas o cilíndricas con curiosas figuras que representan formas de caras, cruces y piedras piramidales que servían según las leyendas para proteger el interior de las casa de la posible entrada de las brujas, de ahí su nombre, el de espantabrujas.


 En la plaza encontramos la bella iglesia de Santa María, antiguo monasterio femenino, lugar de retiro de damas nobles.

Monasterio de Santa Cruz de la Serós:  interior del ábside de la iglesia de Santa María

Fue el lugar elegido por las tres hijas del rey Ramiro I para su clausura y posterior descanso eterno; Doña Urraca,reina de Castilla, Doña Teresa y Doña Sancha.


Tiene una portada que es réplica de la Catedral de Jaca declarada monumento de interés cultural.







 A la salida del pueblo, está la iglesia parroquial dedicada a San Caprasio.




 Es una construcción típicamente lombarda, que probablemente data de los siglos X-XI.



 También es la puerta de entrada del monasterio de San Juan de la Peña.



Se sale por la zona sur hacia San Juan de la Peña

 A mitad de trayecto en la carretera que conecta Santa Cruz de la Serós con San Juan de la Peña, se encuentra una cerrada curva, donde se emplaza un depósito de agua de piedra.
Junto al mismo, indicada con mojones de piedra, nace una senda que gana altura por la margen orográfica izquierda del barranco.

Unos cuantos metros de subida

Photobucket - Video and Image Hosting

hasta llegar a la Ermita del  Torzal de San Salvador

Se trata de un impresionante mirador al pirineo occidental, el central y en general la canal de Berdún y alrededores.








Seguidamente se empieza a desceder hasta el conocido Llano de San Idelfonso

.



Como consecuencia del terrible incendio del año 1675 se tomó la decisión de construir un nuevo monasterio. Su emplazamiento se eligió en un lugar próximo, el conocido como Llano de San Indalecio, una bella pradera asentada sobre la gran roca que reunía condiciones idóneas para comenzar una nueva vida

1676
File:San Juan de la Peña. Monasterio nuevo.jpg

La fachada de la iglesia es uno de los aspectos más interesantes del monasterio barroco.

En la portada central se representó a San Juan Bautista (patrón de esta comunidad), a la izquierda a San Indalecio (advocación de la pradera en la que se levanta el edificio), y a la derecha a San Benito (fundador de la orden monástica que se profesaba en San Juan de la Peña).

 Las dependencias fueron abandonadas en el año 1835 y desde entonces el edificio comenzó a deteriorarse progresivamente quedando, ya a mediados del siglo XX, en un lamentable estado de ruina.
 Tras una profunda rehabilitación, acometida por el Gobierno de Aragón, el Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña alberga en su interior el Centro de Interpretación del Reino de Aragón, el Centro de Interpretación del Monasterio de San Juan de la Peña




 y una Hospedería, perteneciente a la Red de Hospederías de Aragón, con categoría de hotel de cuatro estrellas.



y a pocos metros el destino final

MONASTERIO DE SAN JUAN DE LA PEÑA
Ubicado en un escarpe natural se encuentra el Monasterio Viejo de San Juan de la Peña, del que destacamos su magnífico claustro románico y el Panteón Real.
Escondido bajo un enorme peñasco.



La fudación de un primer monasterio dedicado a San Juan Bautista se situa en los últimoss años del siglo IX y primeros del X.

Fue el primer monasterio que itrodujo en España la misa latina.



En la Edad Media custodió el Sato Grial, según la leyenda, de paso a la Catedral de Valencia. Actualmente tiene una replica.









CAMINO ARAGONES
Es panteón de nobles y reyes de Aragón.



Panteón Real perteneciente al Monasterio Viejo de San Juan de la Peña, situado bajo una enorme peña llamada Monte Pano en Huesca.

Fue mandado construir por Carlos III en el siglo XVIII y es de estilo neoclásico. En la pared de la izquierda se encuentran 4 relieves en estucos que representan escenas de la historia de Aragón, con las que se forma el escudo de esta Comunidad Autónoma. El calvario, situado en frente, es una obra de Carlos Salas realizada con figuras de mármol. Frente a los estucos hallaremos placas de bronce con el nombre de personajes supuestamente enterrados en este Monasterio

No hay comentarios:

Publicar un comentario