domingo, 6 de septiembre de 2015

6 DE SEPTIEMBRE, NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE

DÍA IMPORTANTE EN EL PUEBLO Y EN EL MONASTERIO

PRIMER DÍA DEL AÑO JUBILAR GUADALUPENSE

Aunque popularmente celebramos la Virgen de Guadalupe el 8 de septiembre, coincidiendo con la fiesta de la Natividad de Ntra. Sra. sin embargo la fiesta litúrgica se celebra el 6 de septiembre, pues así lo determinó el Papa San Pio X al proclamarla patrona de Extremadura en 1908.




OFRENDA DE FLORES






https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10205039951294287&set=pcb.10205039952414315&type=1&theater



SOLEMNE MISA

BAJADA DE LA VIRGEN


La bajada de la Virgen desde el camarín hasta el altar mayor.


El rito se desarrolla siguiendo una antiquísima ceremonia: Concluida la Misa y novena (que ese día se celebra a las 19.30), el celebrante principal (que suele ser en los últimos años el arzobispo de Mérida-Badajoz), la comunidad franciscana y los sacerdotes concelebrantes, suben en procesión hasta el camarín; allí aguarda, velada con velo de tisú de plata, la venerable y vetusta imagen de Ntra. Sra. de Guadalupe, despojada de sus mantos y joyas.


 Una vez todo el clero en el camarín, el maestro de ceremonias entrega el Niño Jesús, en un azafate de plata, al obispo que preside, la imagen de la Virgen al padre guardián, y sucesivamente va repartiendo manto, corona, cetro... a la comunidad y sacerdotes.

 Organizada de nuevo la procesión va "descendiendo" cantando el "Magnificat" hasta el presbiterio, donde esta preparada la llamada "Cama de la Mora".



Allí es colocada la imagen, que una vez vestida y adornada con sus más ricas preseas, es mostrada al pueblo, descorriéndose las cortinas de damasco carmesí que la cubren, mientras las campanas repican, los carillones giran sin cesar, el órgano despliega toda su trompetería, y los fieles aclaman a la Reina Coronada de Extremadura y de la Hispanidad.



Una vez cantada la Salve, la imagen vuelve a ser velada, en recuerdo de los siglos en que estuvo oculta, hasta el amanecer del día siguiente, en que pasa a ocupar el magnifico baldaquino instalado en el centro del altar mayor, desde donde presidirá la fiesta del día ocho.


Tras la "Misa de Peregrinos" en la mañana del día 7, los velos de la "Cama de la Mora" son descorridos, y la imagen pasa a ocupar el centro del presbiterio



SUBIDA AL CAMERINO

 El día nueve, con el mismo rito, será de nuevo subida al camarín. Es un acto de los más bonitos y fervorosos que pueden vivirse en Guadalupe.


Todos los años que podemos solemos participar algún sacerdote de la parroquia, así como en la fiesta del día 8, aunque este año por ser domingo nos va ha ser imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario