sábado, 23 de agosto de 2014

MADRE, DESDE LAS ALTURAS TU NOS MIRAS

Madre eres nuestra aliada en nuestro caminar diario, sobre todo como Madre en la Casita  de Nazaret.




En la familia de Nazaret uno podría pensar que tenían todo a su favor y nada en contra. Es cierto que gozaban de inmensas gracias, pero también es cierto que tuvieron que sufrir grandes pruebas, como cualquier familia: tuvieron que sufrir la escasez, la persecución, el ser refugiados en un país extranjero, las calumnias de las malas lenguas, etc.



 El padre murió, como parece ser por el silencio del Evangelio sobre él, el Hijo fue condenado a la muerte más cruel y la madre se quedó viuda y sin su hijo único.
 Tuvo penas como cualquier otra familia de cualquier tiempo y parte del mundo.



Aprendiendo de ti, en el silencio, en la humildad, en el actuar y en la oración nuestras vidas poco a poco van mejorando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario