lunes, 10 de junio de 2013

BASÍLICA DEL SAGRADO CORAZÓN DE PARIS

EL SACRE COUER

Archivo:Sacre Coeur 1.JPG

La Basílica del Sagrado Corazón de Montmartre es un célebre edificio de París (Francia), situado en lo alto de la colina de Montmartre.


En la cima de la Colina de Montmartre (la Butte Montmartre) en el norte de París, elevada unos 129 metros por sobre el nivel del Sena, se encuentra la Basílica del Sacre-Coeur o del Sagrado Corazón. Montmartre significa "monte de los mártires", donde según las creencias fue el lugar del martirio de Saint Denis, primer obispo de París, y sus seguidores.




 Otros santos pasaron por esta colina, entre ellos Santa Juana de Arco, San Vicente de Paul y San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier, quienes fundaron la Compañía de Jesús (los jesuitas), en 1534.

 Había en la colina una gran abadía benedictina, que durante la Revolución Francesa fue destruida y los religiosos guillotinados

 De aquella edificación sólo subsistió hasta nuestros días una de las iglesias más antiguas de París: Saint Pierre de Montmartre.

 En 1870 estalló la guerra entre Francia y Alemania.
 Las tropas francesas dejaron de prestar apoyo al Papa, considerado prisionero en el mismo Vaticano, y en 1871 Francia fue derrotada.
En ese contexto y a modo de expiación de culpas (consideraban que la situación de Francia era un problema espiritual más que político) fue que se decidió la construcción de una iglesia.

 En 1873 la Asamblea Nacional decretó la realización de una basílica y se pensó en la colina de Montmartre como el lugar indicado.


 Se trata de una basílica al Sagrado Corazón de Jesús (en francés, Sacré Cœur de Jésus). Su construcción fue decidida por la Asamblea Nacional en 1873, como un edificio religioso a perpetuidad en homenaje a la memoria de los numerosos ciudadanos franceses que habían perdido la vida durante la Guerra franco-prusiana.

Entre los casi 10 millones de donantes, destacan el propio Papa Pío IX, que hizo una ofrenda personal de 20.000 francos, y una joven de Lisieux llamada Teresa Martin, que envió su brazalete para que fuera fundido y usado en la confección del gran ostensorio del Santísimo Sacramento.

 Pocos años después, ella pasaría a la Historia con el nombre de Santa Teresa del Niño Jesús.

  El ganador del concurso fue Paul Abadie, quien al fallecer en 1884 fue sucedido por otros 5 arquitectos. Inspirada en la Santa Sofía de Estambul o acaso en la basílica de San Marco de Venecia, por su estilo romano-bizantino contrasta con otras iglesias medievales, como la de Notre Dame.

 Los trabajos se desarrollaron entre 1875, primera piedra,y 1914,no se consagró hasta el fin de la Primera Guerra Mundial, en 1919
 La basílica, totalmente blanca, reposa sobre una gran cripta que es una de las curiosidades a visitar.

Basilique du Sacre Coeur Paris
 De base mas bien cuadrada, la nave, prolongada por un coro, es adornada por una gran cúpula y rodeada por 7 capillas; el domo central se eleva unos 80 metros, es decir, más de 200 metros por encima de la ciudad, lo cual ofrece una visión en días claros de 50 km a la redonda.

En el techo del ábside se puede contemplar el mayor mosaico del país, que representa al Sagrado Corazón de Jesús glorificado por la Iglesia y por Francia, llamado Cristo en Majestad .



 En su base se lee esta divisa en latín: Christo ejusque Sacratísimo Cordi Gallia poenitens et devota (A Cristo y a su Sacratísimo Corazón, la Francia penitente y devota)

. En el abside una inmensa torre cuadrada encierra el campanario, donde se encuentra la campana más grande de Francia. Bautizada "la Savoyarde" (fue un obsequio de las diócesis de Savoie), tiene 3 metros de diámetro y pesa algo más de 18 toneladas!


 En el interior, el cielo raso de la basílica es adornado por un enorme mosaico de 475 m2 representando el Sagrado Corazón de Jesús.

 La entrada es flanqueada por dos estatuas de Santa Juana de Arco y San Luis.

Entrada a la Basílica del Sagrado Corazón de Montmartre, París
 Para llegar a la basílica hay que remontar las encantadoras calles del barrio de Montmartre y luego las grandes escalinatas. También se puede utilizar el funicular, que forma parte ya del paisaje del barrio y recorre los 108 metros de ascenso en 1.30 minutos.


La iglesia fue construida con fondos procedentes exclusivamente de una suscripción popular.
 Aunque muy controvertido, es uno de los monumentos más visitados de París.


 La basílica tiene forma de cruz griega, adornada con cuatro cúpulas: el domo central, de 80 m. de altura, está tocado por una linterna, formada por una columnata.

 La cripta posee la misma disposición que la iglesia, y es una de las curiosidades de la basílica. La arquitectura de la basílica se inspira en la arquitectura romana y bizantina e influyó en otros edificios religiosos del siglo XX, como la basílica de Sainte-Thérèse de Lisieux. Es posible acceder a la basílica tomando el funicular de Montmartre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario