jueves, 23 de mayo de 2013

EL PAPA CON LOS OBISPOS ITALIANOS

El Papa Francisco entró andando en la basílica de San Pedro para participar junto con los obispos italianos en la profesión de fe que hicieron con motivo del Año de la Fe.

  El Papa improvisando dijo a los más de 250 obispos presentes que estaba especialmente feliz porque el primer encuentro con ellos tenía lugar precisamente ante la tumba de San Pedro y les pidió que continúen con el duro trabajo que han realizado hasta ahora, especialmente en el diálogo con las instituciones culturales, sociales y políticas de Italia.






El Diablo aprovecha el desconcierto, las frustraciones y la incredulidad para aislar en la amargura. Jesús, en cambio, no humilla, sino que consuela y vuelve a dar coraje. Ser Pastores quiere decir disponerse a “caminar en medio y detrás del rebaño” y no ser seducidos por el dinero o la perspectiva de la carrera. Son algunos de los pasajes de la homilía del Papa Francisco, pronunciada esta tarde en la Basílica de San Pedro, durante la Profesión de fe del Episcopado italiano, reunido en la 65ª Asamblea general.

Esta tarde – dijo el Papa – el altar de la Confesión se convierte de este modo en nuestro lago de Tiberiades, en cuyas orillas volvemos a escuchar el estupendo diálogo entre Jesús y Pedro, con la pregunta dirigida al Apóstol, pero que debe resonar también en nuestro corazón... “¿Me amas tú?”; “¿Eres mi amigo?” (Cfr. Jn 21, 15ss).

No hay comentarios:

Publicar un comentario